MIQUEL BARCELÓ / LO INCONMENSURABLE

  • Ayer mi mirada rejuveneció, no tengo otra forma de explicarlo. No hay espacio para cúpulas de “colorines”, como me decía Daniel Claver Herrera, sólo hay lugar para una firma de sangre.
    • Hay que detenerse ante cada obra, tomárselo con calma, acercarse en cada instante, luego alejarse, colocarse en el centro, en la derecha y en la izquierda. Quizá nada más. Para mí ha sido suficiente, indescriptible e inenarrable.
      • Esta Muestra del mallorquín BARCELÓ en CaixaForum de Madrid, recientemente inaugurada, es un volcán de fuerza vital a chorros, que alcanza la consideración de una leyenda telúrica. Ni siquiera cuenta la eternidad, únicamente gravita la energía salvaje e instintiva.

        • Si se la pierden, si no se vacían con ella, envejecerán más deprisa y ya no tendrán motivos para valorar y sentir el fondo común atávico e inherente.
          • ¿Dónde leí alguna vez y en qué momento lo de una esencia de una belleza infinita y una fealdad sin límites?

        • Mi amigo Humberto, en abierto desafío al Malecón, quiere que el mar caribeño se empantane en la tela. Él por un lado y Mercedes por el otro lo acunan y lo van disecando. Cuando llegue la noche oirán sus quejidos por no poder escapar. Y al final morirá. El ron presidirá su duelo.

Anuncios

Un comentario sobre “MIQUEL BARCELÓ / LO INCONMENSURABLE

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s