FEDERICO GRANELL (1974) / INMÓVILES

  • El hombre ya no desaparece del cuadro. Esta ahí, a la espera, solo o en compañía, dentro o fuera. El entorno de hoy mismo es su compañero y anclada en una inmovilidad andante su circunstancia metafísica.

  • El fluorescente lumínico que baña el espacio es una solución acuosa, un líquido amniótico que lo vivifica y estructura, que cultiva una soledad urbana configuradora de imágenes que penetran en la mirada como evocaciones finales.

  • Será posible, con ello,  que la tradición se haya perdido y los fantasmas se paseen por las calles a pleno sol (Shen Tsung-Ch´ien).  ¿O será que esos mismos fantasmas son esa tradición?

  • Afirmaba Francastel que la creación de la obra es la culminación,  no de una especulación intelectual por parte del artista, sino de una conducta esencialmente técnica. No diría yo tanto a la vista de esta formulación plástica de mi paisano y joven autor, FEDERICO GRANELL. Creo que hay un nexo simultáneo, un ayuntamiento que esgrime la potencia transmisora y sabia de un hacer pictórico, con la magia visual predeterminada de la melancolía nuestra de cada jornada, la que amanece con el aislamiento y anochece con la incomunicación. 

  • No toleré el palo largo,
  • la independencia matriz primordial,
  • el aura da toques despejando la frente,
  • sudor de un tiempo y frescura de un instante.
  • (José Luis Álvarez Vélez).
Anuncios

Un comentario sobre “FEDERICO GRANELL (1974) / INMÓVILES

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s