BERNARD LORJOU (1908-1986) / EN PROCESIÓN Y NO REPICANDO

  • Un monstruo nunca está mal pintado, decía Han Fei. Y estos menos. Para eso son nuestros dobles transformados a retazos, cabizbajos nunca, impertérritos o vociferantes siempre.  
  • La difusión cromática, dispar, heterogénea, significante en constante recomposición y jugando a ser el elemento estructurador  del espacio, aporta lo que comentaba Matisse respecto a que cada obra es un conjunto de signos, inventados durante la ejecución y dictados por las necesidades del lugar.
  • Al núcleo figurativo el francés LORJOU le confiere la insolencia expresiva propia de esa consideración del hombre como comedor de carne roja, patatas fritas, fruta y queso. Pero hay más, porque detrás de esa determinación plástica viene la condición madura de una representación marcada por un sentido total de la existencia.
  •  ¡Ay!, qué pena, mis ideas están descalzas.
  • Mas no importa.
  • ¡Ideas, ideas, seguid la danza!
  • (Alberto Vigil-Escalera)  
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s