A.R. PENCK (1939) / ¿QUIÉN SABE DESCIFRAR?

  • Los tiempos del diluvio dan a luz creadores que no descansan si no ven culminados en el presente simultáneos rastros en clave.

  • Por eso el alemán PENCK, en su mayoría de obras pictográficas, bucea en lo totémico y antropomórfico, desarrollando un marco de jeroglíficos que aunque estén desnudos hablan con vocabularios arropados.

  

  • En cada pieza la coreografía visual de delante hacia detrás, de figuras de mayor a menor, de colores actores, de signos y símbolos dan forma a la visión de un sortilegio coétaneo con su conjugación final, pero remoto en su búsqueda matriz.

  • Se expande ante el espectador como ofrenda y relato, como hallazgo y encuentro, como discurso y prolífica representación milenaria, con lo que incorpora, y no sólo requiere, un sello de autenticidad ganado a pulso, si bien no hubo ahorro de amenazas, sacrificios y crueldades. 

 

  • Tal es así como se erige un mundo incapaz de renacer, de estar siempre con la soga al cuello,  y que ya quisiéramos que fuese del vecino  ya estabulado en el infierno.

 

  • Ellos ignoraban el continuo canto de tus ojos a las cosas y a los seres (a Alberto Vigil-Escalera).        
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s