MARC QUINN (1964) / NO SENTIRSE AGRAVIADO

 

  • Lo repito. Hoy hay un arte que se hace con todo y de todo. La materia con que moldear la fusión puede integrar todos los elementos, hasta la sangre, el oro y la orina. Al haber hallado la globalidad de ese campo, la construcción inmediatiza cerebro, acontecimientos y realidades. En virtud de ello, el británico QUINN conforma ideas precisas que confunden y materializan el anverso y el reverso. 

  • Secundando el uso de malformaciones, convalidando matrices genéticas, firmando con el apellido de la propia sangre, la obra retuerce el discurso, le hace empezar desde el final para que al llegar al principio el silogismo  ya no busque una síntesis predeterminada.

  

 

  •  Sin aspavientos o con ellos, el énfasis queda sostenido y elaborado. Y aunque no se contenga, no hay ademán más que para una mueca.

  • En el terreno de las sorpresas hay que remitirse a Proust, cuando señalaba aquello de que en las reuniones de sociedad hay libidinosos que buscan su ocasión (especialmente si estás embarazado), ambiciosos que buscan su oportunidad (carne y oro) y los que no son libidinosos o ambiciosos, son unos imbéciles. Todo sea dicho.

 

  • No se preocupen, yo me entiendo y bailo solo (Alberto Vigil-Escalera).  

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s