HELENE SCHJERFBECK (1882-1946) / HOY NO ME HE PEINADO

 

  • Tenía miedo de mí misma, me cuenta, y por eso aprendí a pintar, así me vigilaba, espiaba mis gestos, mis temores, mis desconfianzas, mis odios.

  • En estos autorretratos fui dejando la huella de un destino sólo abierto cuando descubría señales cromáticas en mis rostros, en los ángulos de las facciones, en las descarnaduras de la piel.

  • Soy finlandesa y crecí en el frío sin permitir que el pigmento coagulase dejando de interiorizar la superficie precisa. Cuando me miro en ella casi quedo ciega, ya no veo lo que es el dolor del tiempo.

 

  • Contemplamos lo que es el lenguaje de una pintura que ha decidido estar callada para así revelar lo más incierto que ocultarnos. Porque es una paradoja que ha jugado con la plástica de una confesión plena de expresiones ligadas a la fragilidad de la vida.

  • El arte es así historia en mayúsculas y en minúsculas, pero sin certezas, que ahora hay excesivas para sufrir y malvivir en esta total convergencia de lugares y tiempos.

 

  • Tinta permanente, sacudida después de firmar sus señales,
  • ronquidos de hombres tirados como hierros en la plaza mayor,
  • espejos de esculturas, masas amorfas,
  • réquiem de tiznados esqueléticos,
  • trapos con sostenes de lujuria viperina.
  • (José Luis Álvarez Vélez). 
Anuncios

Un comentario sobre “HELENE SCHJERFBECK (1882-1946) / HOY NO ME HE PEINADO

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s