GIUSEPPE ZIGAINA (1924) / CONCILIANDO VOLUNTADES

Sobre la base de que el color expresa algo por sí mismo (Van Gogh) y que una de las claves modernas de la pintura es su uso psicológico, hasta violento incluso, el italiano ZIGAINA emprende una aventura que informa bajo lo deforme.
En su obra se oculta para ver mejor, se desestructura para configurar lo que no admite, lo que conjuga el tema y el asomo del fenómeno.
Por delante expresa, más atrás confiesa y bajo la súplica del espacio grita y grita hondo. El gesto es incontrolable si no media la detención de un poema a medida.
La razón es enemiga del arte, según Ensor. Los artistas dominados por ella pierden todo sentimiento, el instinto potente se debilita, la inspiración se vuelve pobre, el corazón carece de impulso. Pues bien, en el caso de este artista, hay sentimiento, instinto, inspiración y corazón. Esperemos que no los pierda, que es la forma de que la obra de arte exista sólo y por sí misma.
El subconsciente del hombre, continuamente bombardeado por la fuerza de la gravitación de la muerte, se desintegra, y la liberada energía se traduce en actos vitales (Alberto Vigil-Escalera).

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s