JOSÉ ANTONIO ORTS (1955) / ATISBOS REMOTOS

En el español ORTS todo es encantamiento, casi un territorio de conjuros, una sociedad secreta de susurros y cantos silenciosos.
Todas las proporciones de esas ubérrimas instalaciones están ideadas para obtener la máxima plasticidad y en función de visiones sobre la historia y naturaleza de la materia, sus verdades binarias -pesado/liviano, volátil/sólido-, sus particiones, sus criaturas metafóricas, la intensidad de sus goces cuando se articulan, pueblan, habitan espacios sonoros y abovedados.
Nacen como pequeños hongos, crecen, desprenden luz, navegan por el aire, se agitan o están quietos, son muchos hablando, escuchando y mirando.
Partiendo de la base de que el uso que se hace de las cosas es más importante que la condición de ellas mismas, el artista suscita ámbitos inesperados con ese tratamiento tan sutil de su medio, con esa identificación con el mismo, con esa definición que todo lo organiza, lo presiente, lo finaliza hasta la consecución de un lirismo que pone a prueba el ser contemplativo de los que somos y de lo que seremos si aceptamos su invitación. Magnífico suceso y magnífica manifestación de lo que esta vez no ha podido ser esa inyección de lo nuevo que por exigencias del mercado nos hace perder tantas creaciones por el camino.

Unas veces
mármol duro,
otros,
cuando va en creces,
gris y negro como aletas de los peces.
(Alberto Vigil-Escalera).

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s