ERIC FONTENEAU (1954) / NO HE ANDADO POR SITIOS QUE NO CONOZCO

Una visualización esta que sitúa nuestra relación en un espacio imaginado, mucho más inmenso que el me coloca ante él y del que desconocía su plasticidad como referencia más allá del soporte que lo limita.
Es una imaginería topográfica que juega con nuestra seguridad, nuestra orientación, la traslación de una percepción en constante movimiento que nos lleva, como espectadores, a una invocación del viaje por una cosmografía que acabamos de descubrir.
De que el francés FONTENEAU es un experto cartógrafo no parece haber duda, pero no es esa la intencionalidad de su obra, lo que pretende es que la idea sea una sensación que al mismo tiempo que elucubra, sueña, que el conocimiento sea fantasía en su más incondicional realidad artística.
En su proceso de construcción late una formulación muy definida de transmisión de datos, mensajes e intuiciones, tal como lo refleja una estructuración muy bien orquestada e interrelacionada, con lo cual podemos rebobinar la mirada y la fascinación que nace de ella.

¡Amado sea
el que tiene hambre o sed, pero no tiene
hambre con qué saciar toda su sed,
ni sed con qué saciar todas sus hambres!
(César Vallejo).

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s