ANTHONY CARO (1924) / ¿QUÉ ME VOY A ENCONTRAR HOY?

La materia resucita, se levanta y hasta canta. Ella misma, a través del intermediario, se ensambla, se crea, purifica o pervierte su naturaleza, dependiendo del sentimiento de encontrarse viva.
Al ubicarse en un espacio acorde, el inglés CARO la fuerza reinventarse, a satisfacerse entre lo aéreo y lo pesado, el volumen y el vacío, la cavidad y el entrecruzamiento sólido, compacto.
Es un sinfín de formas que se cruzan, se interpenetran, accionan, se desnudan o se visten; hacen de sí mismas y de su masa o sustancia un ideario cuyos valores no están predeterminados, se cimentan como versos buscando la existencia de otros.
Obras que no abandonan una progresión en suspenso, un movimiento quieto asomado a sí mismo, que le muestran al espectador que hay estar concibiendo sin la medida del tiempo y con la concupiscencia del cielo, que sin este universo no seguiría existiendo.

La melancolía
me mortifica.
El cuerpo desangrado
me desangra
la poesía.
(Giuseppe Ungaretti).

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s