ENRIQUE MARTY (1969) / ¿CUÁNDO DEJARÁN DE CONTAMINARSE LOS ESPACIOS?

El espacio ha nacido para llenarlo, convertirlo en una infectada colonia de lo que, como espectadores, más nos provoca inhibición. Y es que el suelo ha de descargarse, implorando que la situación significante, en la que estamos inmersos cuando nos adentramos en el cosmos del español MARTY, no nos dé tiempo para pensar, sólo para actuar.
Entonces pareceremos fanáticos sin avisar, sin haber ponderado el culo del mundo y su significación, la estructura biomórfica y su estreno en pantalla grande y con el éxtasis a medida.
A nuestro alrededor, lo que no dejamos de observar, se mueve la realización de un conjuro a modo de palinodia y en la confusión que nos hacemos detallamos la atmósfera de cada ambiente, la dramaturgia o la comedia del acontecimiento y las secuencias que jalonan cada suceso.
Los hechos quedan registrados y a la vista, y las circunstancias se valoran entre momento y momento -los símbolos piden en tanto quedan, y preguntan con su respuesta- de cada tiempo, el que todavía hay en tanto la luz siga encendida.

Clámide, vestimentas carcas en vitrinas,
dorados triunfos con muertos y fonógrafos en sus religiones,
aguan sin cesar, parpadeante, ebria espuma limpia,
el espejo, tanto orgullo de guerras innecesarias,
como polvorín sin roca, armas sin percutor,
guadañas sin hierba y oveja en la más limpia que hay en mi campo,
fotografía de un instante, recuerdo de un pasado.
(José Luis Álvarez Vélez).

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s