DAVID TRUE (1942) / LA PINTURA ES UN CAUDAL EN REPOSO

Los planteamientos pictóricos parten del tener una fisonomía inagotable, de resquicios o de llanuras posibles y probables. Basta con dar con la premonición cromática adecuada, la transfiguración que se materializa paso a paso. La lucha por sedimentar la configuración a pesar de los airados movimientos de expansión.
Para el norteamericano TRUE la verdad es lo que plasma y depura una vez alcanzado el reposo; el seguir bajo términos estrictos de amplitud metamórfica, de que lo plano sea el espacio de los encuentros más dispares.
Según su obra, el concierto ha de continuar, ya que lo plástico es reflexión en el ámbito de lo pluriforme bello y nunca un debate de modas o conveniencias. Y no ahorra ondulaciones en ese torrente contenido, capaz de sugerir sin jactancias y sin apocamientos.

¡Ay! Yo también comparto
Desiertos donde yacen
Muchedumbres de seres
Perdidos en su carne.
(Jorge Guillén).

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s