JAROSLAV SOSSOUNTZOV SERPAN (1922-1976) / SUCESOS IMPREVISTOS

La dramaturgia ya no es tan importante, lo esencial es que “el drama del cuadro empiece una ventura desconocida en un espacio desconocido” (Rothko). Y que se convierta en una obra de arte basada en la duda (Asger Jorn).
Al francés SERPAN la duda le sirve para ir configurando un tejido celular, plástico que flota cual si fuese un mar de sargazos, del que no se avizora núcleo, pues toda esa masa es una sinfonía que se compenetra, que se desvive por perfilarse en cada trazo, en cada haz nervioso que compone su estructura.
No es una escritura mecánica, no se formula conforme a ese esquema operativo, sino que es la apropiación de un estilo, una forma en que un lenguaje se precisa para existir y tener un ser visual.
La transmutación es su definición, las equivalencias de sus texturas y engranajes, lo que transmite a la mirada bajo la advocación de la raíz hallada. Ante la marca de esos dominios, palpamos la densidad de las huellas, de las ramificaciones, de la plasmación de unos valores táctiles que no dejan de agrandarse. Lo que se contempla es lo que queda y lo que nos entierra.

El mundo se inclina a su muerte.
Hasta el silencio está roído
Por algún fantasma de ruido
Que en sordo abuso lo convierte.
(Jorge Guillén).

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s