CÉSAR MONTAÑA (1928-2000) / LOS VÍNCULOS DE LA FUERZA

El arte es lo que no hay pero que quiere ser, la respuesta al hombre y su destino, las preguntas que en cada momento se hacen y que no tienen salidas para eludirse.
Y aunque las cuestiones estén bien formuladas, la intuición ligada a los recursos plásticos y técnicos van más allá de la capacidad de contestarlas someramente.
En el caso del asturiano MONTAÑA, es la fuerza neta la que depura el argumento hasta dejarlo con el bulbo seco pero no castrado. Y enarbolando una realidad, sea o no simbólica, la hace condición inexorable, determinante y cardinal de su obra.
Si el vigor de la misma es tal es porque no escapa, está para adentrarnos en su solidez, potencia y energía, en su capacidad para elevar, sujetar, armonizar y devolver al mundo su intensidad y fortaleza.

¡Si sólo fuese en mi rostro
Donde me trabaja el viento!

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s