NANCY GRAVES (1939-1995) / OS HABÉIS FIJADO BIEN

Decía Richard Serra que la escultura, si tiene algún potencial, es el de crear su propio espacio y lugar, el de actuar en contradicción con los espacios y lugares donde ha sido creada.
Este es el caso de la norteamericana GRAVES, que hace un acopio de formas que son mutaciones escapadas al control de lugares y espacios, al propósito de un plan deliberado para conformarlas bajo otras estructuras. No se han dejado, a la vista está, ni se dejarán.
A partir de lo cual las criaturas creadas toman su propia determinación, adquieren lo nuclear de una nueva naturaleza de la que presumen, con la que comunican sus citas y se exhiben.
No sin un gran esfuerzo han alcanzado la “gracia”, el don de ser, refulgir, despedir color como la sustancia que completa su armazón y sustanciación, esa osamenta vertebrada de la que dimana la fuerza y la belleza formal.
Es un canto que desde lo arbitrario y analógico conjuga lo complementario, obtiene la cualidad y el atributo, y enmarca el sustento de una realidad mayor y más visual, hasta conseguir del espectador el contorno neto y nítido de una mirada asociada a la fortuna y el júbilo.

A la noche Humberto, Felipe y yo monologamos en nuestra esquina del Malecón. Y como la brisa trae ácido, también viene “La Zamparrampa”, que ha olido la carne. Otra vez en polvorosa, que la vieja no se aguanta de hambre.

Anuncios

Un comentario sobre “NANCY GRAVES (1939-1995) / OS HABÉIS FIJADO BIEN

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s