RUI MACEDO (1975) / EL ARTE ME ABSOLVERÁ

Pintar conforme a una receptividad que confiera a la simulación un arbitraje entre lo legítimo y lo ilegítimo. Los campos plásticos no deben anularse, deben guiar unos a otros, con lo que la mirada se va acrecentando más ante los puntos de encuentro de lo que ve.
Si hay que celebrar el que arte sea un don que se mantiene vivo, podemos acercarlo desde el pasado, parece sugerir el portugués MACEDO, darle la riqueza de una resignificación, configurarlo desde otros parámetros de un presente que lo ha asumido.
Sin embargo, estas prácticas neohistoricistas y anacronistas son tildadas de simulacros cuando en realidad tengo mis dudas de qué creación en el ámbito estético no guarda un as en el bolsillo y no por ello pierde autenticidad.
El caso es que esta obra recupera la paradoja en la que incurre la renovación solapada, que se ve y se desea, y no se abandona porque le neguemos el azar y la aleatoriedad inoportunas y fracasadas. Su temática es determinante para comprobar que el pasado esté en lo actual y lo pueble.

Hoy le toca pasear por El Malecón a “Los Homones”, gigantes pacíficos pero sedientos. A Felipe, a Humberto y a mí nos toca darles la bienvenida y convidarles a ron. La próxima vez traemos aguardiente de leche de mulata para nosotros y ron de alquitrán para los visitantes, porque ya está bien de ayunos de cuaresma.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s