PETER BIRKHAÜSER (1911-1976) / LA RAZÓN NO TIENE SUEÑOS

Encerrados con nosotros mismos tejemos mil delirios, mil sospechas, mil pesadillas. Cuando tienen su representación y han adquirido autonomía, entonces se asoman círculos de locura en las ensenadas que nos reserva el destino.
Ante la obra del suizo BIRKHAÜSER vemos infinidad de presagios, muchedumbres de historias que nunca han alcanzado más que escorzos de alienaciones, imágenes que proclaman que junto a la gruta solamente hay una voz que resguarda, por lo cual nos estamos quedando sordos y ciegos.
Una pintura de precisión fascinante, tanto en la composición figurativa como en la aplicación de un color que desasosiega, que por sí mismo capta los matices anímicos, psicológicos de unos personajes que si nos conceden un momento y les respondemos, seguiremos siéndoles indiferentes. Es una impiedad que una reflexión plástica como ésta nos agarre del cuello. Pero es una verdad tan honda que prescinde de laberintos.

Las sirenas del aire le taladran
y sus entrañas azules bien convidan
a la melodía del arco enrojecido.
(José Lezama Lima).

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s