DIETER ASMUS (1939) / ¿QUÉ ES LO POSIBLE?

Hoy toca el Nuevo Realismo, así precintado para que nadie le usurpe la fórmula, no sea que toda esta industria acabe en el caos y pasen, después, minuta por el jolgorio.
Y fórmula parece haber en la obra del alemán ASMUS con ese color depurado, brillante, urbano, metálico, propagandístico, de incubación tecnológica resoluta y convencida, que luego resulta ser la idea de una duda sobre esa convicción.
Mas todo lo acontecido en su pintora revoca lo que toca, con lo que juega y monta su discurso. Si son alegorías porque lo son, si no lo son porque lo pretenden. Son escenas que claman, renuevan, revientan la mirada y depositan su trama en el hecho de ser circunstancias y situaciones del yo en tanto protagonista en un mundo que se comparte y de nada sirve negar.
La mariposa es el único engranaje que se hace grande entre tanta realidad circuncisa, fabricada entre la razón y las representaciones de una irrealidad que captamos con la subjetividad irónica y escéptica. Peor sería otra solución que no cabría como una continuidad de la poesía.

Pero salimos también con nuestra sustancia malgastada,
filtrándose por lo que mira como el ramaje
cuando le toca un pájaro rodado en una muerte oblicua.
La muerte oblicua es tirar del ramaje.
La recta va en un túnel regalando manzanas.
(José Lezama Lima).

Anuncios

Un comentario sobre “DIETER ASMUS (1939) / ¿QUÉ ES LO POSIBLE?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s