ALBERTO REGUERA (1961) / DEL COLOR SIEMPRE ASOMA LA CULPA DE SABER MÁS DE LO QUE DA A CONOCER

La obra de REGUERA es ya un invitado asiduo de este blog, las razones son más que obvias y no necesitan mayor extensión, aunque, tratándose de uno de nuestros artistas más internacionales, me explayaré con cierta pretenciosidad aprovechando su exposición actual en la Plaza del Louvre de París.
La obra de arte, según Jan Mukarovsky, no es un medio para comunicar algo, sino una entidad que experimenta un determinado planteamiento en relación con las cosas, con toda la realidad: la obra de arte no comunica este planteamiento, sino que lo hace brotar directamente del contemplador.
Y si como decía ROTHKO el drama del cuadro comienza como una aventura desconocida en un escenario desconocido, en el quehacer de Alberto se funde un crisol que según brota directamente en el contemplador va gestándose entre lo orgánico (prueba de pervivencia), las porosidades esponjosas, los microcosmos, los paisajes lunares, los hemisferios simbióticos y sustratos telúricos. Por lo tanto, estamos ante la esencia del oficio plástico: el juego y la transformación.
Así que tal como asevera Prado Cueva, indaga por necesidad vital allí donde las respuestas son visiones inconclusas; pues toda imagen quiere ser totalidad, pero es menesterosa de otras imágenes y de otras miradas. El creador lo sabe y es consciente de tal empresa, de ahí su empeño en la roturación, la luz, el color, la cubicación geométrica, el desarrollo cojuntado desde distintas dimensiones.

Cierto y verdadero que es de tal modo y que también en cada nueva muestra apuesta por ir más allá, incorporando nuevos espacios, nuevos lugares y contextos físicos donde la celebración del acontecimiento se incardina en el ambiente, en la plataforma de un diálogo estético entre el pasado y el presente, entre lo monumental y la policromía de una instalación que se remite a esas fuentes. Pues que tenga el éxito que merece y que acredita.

Porque habito un susurro como un velamen,
una tierra donde el hielo es una reminiscencia,
el fuego no puede izar un pájaro
y quemarlo en una convención de estilo calmo.
(José Lezama Lima).

Anuncios

2 comentarios sobre “ALBERTO REGUERA (1961) / DEL COLOR SIEMPRE ASOMA LA CULPA DE SABER MÁS DE LO QUE DA A CONOCER

  1. What i don’t understood is in reality how you are no longer really much more smartly-appreciated than you may be right now. You are very intelligent. You already know therefore significantly in relation to this subject, produced me individually consider it from a lot of varied angles. Its like women and men aren’t interested until it’s one thing to accomplish with Woman gaga! Your personal stuffs nice. At all times care for it up!

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s