TERESA MARGOLLES (1963) / LOS CADÁVERES VIVEN PARA VER

En México, dadas las vicisitudes de estos últimos años, la muerte es como un umbral que se atraviesa a cada paso, en cualquier momento y circunstancia, hasta sentir su lenguaje, el coloquio con el que se explica, la crueldad que exhibe y el cansancio de su indiferencia. Ahora ha perdido parte de su carácter festivo cuando de un culto a un refugio seguro se está haciendo barbarie y se entremezclan los ritos del reverso.
Ante tal fuente de preguntas sobre la tierra, y ya apartados los círculos de sangre o depositados en un paredón, es cuando la mexicana MARGOLLES, experta taxidermista y disecadora, artífice de una artística labor con cadáveres y restos humanos, reactualiza una visión tanto física como conceptual de unos valores plásticos que obtienen su semántica de la misma idiosincrasia de la que tratan de huir cuando estaban vivos.
Éstas son sus huellas y pruebas palpables, sus cartas de presentación e identidad, su pasada vida e historia, su forma de responder a nuestra mirada, que no ceja en rechazar la interrogación porque tienen la respuesta tan cerca que la pueden tocar con la mano.
Y si mientras estamos vivos somos arte, también podemos serlo cuando estemos muertos y con ganas de hablar como una obra de arte.

Acaricio el nuevo monstruo,
después, ya me acostumbro,
y lo veo caminar
hacia el oeste del abismo con pinares.
(José Lezama Lima).

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s