ANA MARÍA / EN EL CIELO NO HAY DERROTAS

ana mar A la pintura no hay que exigirle una representación locuaz y única, que desborde y derroche en todas sus epifanías. Lo que es coherente es que refleje una visión múltiple desde perspectivas aguzadas hasta abordar formas que no lo parecen o solamente se conjugan consigo mismas.
ana1
En lo que se refiere a la obra de la portuguesa ANA MARÍA, el proceso de realización es minucioso y meticuloso, los espacios se agrandan conforme se vierten los fragmentos de una narratividad que parte de opciones de distintos parámetros.
ana2
No son rompecabezas cuyos jeroglíficos estén señalados de antemano y predeterminados, pero de tratarse de un puzzle, los enigmas maravillosamente dibujados y con una gradación cromática que es su refugio poético, son páginas abiertas de un mapamundi de historias y seres errantes, que pueblan la mirada de nuestras ansias de una fantasía que estaba harta de sed.
ana4
Vestigio grave soy de una congoja,
del ir y volver ciego de mi canto
llegado hasta la luz desde la nada.
(Enrique Azcoaga).

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s