GUILLERMO PEÑALVER (1982) / LA NATURALEZA ESTÁ EXTENUADA

gui Decía Arnold Hauser que desde el gótico, todo gran arte tiene algo de fragmentario en sí, posee una imperfección interna o externa, una detención voluntaria o involuntaria antes de pronunciar la última palabra. Al espectador o al lector le queda siempre algo por hacer. El artista moderno (y el de hoy) se estremece ante la última palabra, porque siente la inadecuación de todas ellas.
gui1
En el caso del español PEÑALVER no hay estremecimiento porque esa fragmentación está al servicio de su propia convicción, pero haciéndola estallar, hasta que la naturaleza agotada reivindique su lugar, su acción y territorio.
gui3 La máquina, en esa pintura de tonos cálidos, suaves, lindando con el pop, es una amenaza y si se alía con una arquitectura insostenible, es mayor aún. Un planteamiento plástico totalmente acorde con su propia furia, mas es una ira que tiene todo previsto en su configuración
gui8
Pero alguien
envenenó las fuentes
de mi vida, y mi corazón es
pasión inútil, odio
ciego, amor desorbitado,
crisol donde se funden
contrariedades con contradicciones.
(Ángel González).

Anuncios

Un comentario sobre “GUILLERMO PEÑALVER (1982) / LA NATURALEZA ESTÁ EXTENUADA

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s