PIETRO MAGA (1957) / SE QUIEREN QUEDAR

maga_13 Los contornos no son los que tienen la última palabra en esos cuerpos, más bien es el fenómeno inverso, salen de fondos desconocidos entregando unas complexiones femeninas que tienden a expandirse y ofrecerse como el trasunto de un deseo incontenible.
maga_18
Para el italiano MAGA, el mayor deleite plástico es tatuar esas más que pieles con fogosos y eróticos contrastes cromáticos, el trazo suelto y hurgando en ellas. Por tanto, señalan la bondad de la pasión y la perfidia del anhelo, sin que, por otra parte, se le escape una sensualidad de formas, un control para que a su vez no dibujen su propia carnosidad en síntesis.
maga_22 También es cierto que esos personajes mantienen un debate interno (centrar la atención en sus rostros), pues su exhibición y desnudez son para seguir hablando consigo mismos, para probarse y de paso probarnos a nosotros mismos, espectadores, que podemos sentirnos o no atraídos por ellos pero que nunca les vamos a ser indiferentes.
maga_27
Todo encalló en un tiempo amargo y sucio.
Ahora,
asomando sobre las aguas,
la arboladura rota de esos días
tan sólo exhibe buitres en sus jarcias.
(Ángel González).

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s