ALI BANISADR (1976) / SE HA QUEDADO EL VIENTO

ali ¿Hasta paraísos aparentes o figurados salen a rastras de la contemporaneidad? ¿Tal es así porque lo multicolor poetizado agita hojas, árboles, bosques, fuentes, seres, praderas, en una vorágine tras otra, y haya miles de meandros, revueltas y hasta revoluciones pictóricas de asueto?
ali1
El iraní BANISADR concibe sus grandes lienzos como un ejercicio sublime de emociones y como un canto a la vida desde la barahúnda y el torbellino. Pero en cada centímetros de esos espacios, que no dejan resquicio a la intimidad si uno no se mete dentro, el caos es gratificante y provoca una conmoción bienhechora. No obstante, eso no impide apreciar el trabajo meticuloso y tan bien articulado de su obra que es el que, en definitiva, hace funcionar el proceso lúcido que lleva a resultados plásticos que aciertan plenamente en la densa reverberación que ofrecen. Una sensibilidad hábil para seguir dando y otorgando.
ali2
Aquella luz que iluminaba todo
lo que en nuestro deseo se encendía
¿no volverá a brillar?
(Ángel González)
ali3

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s