RACHEL HARRISON (1966) / NO HAY QUIEN SE META CONMIGO

rachelCeñirse a los espejos y sus reflejos ya no queda bien y es además insuficiente. Hay que acudir al hallazgo de transmutaciones que den con el acierto de encontrar la sorpresa. Son válidos hasta los tinglados, los artilugios, los disfraces, las apariencias y las artimañas.
Rachel_Harrison3
Lo variopinto, lo extraño, la parodia, lo irónico, todo ello envuelto de manera deslumbrante y resplandeciente, forma un conjunto de elementos decorados situados en contextos y en ambientes que como espectadores exploramos sin ninguna creencia previa.
Rachel_Harrison41
Respecto a lo cual la obra de la norteamericana HARRISON opera como una promotora de parque temático, prometiendo desconciertos de retóricos jolgorios y francachelas.
RacHlincoln
No está mal
este yo fundamental,
contingente y libre, a ratos,
creativo, original;
este yo que vive y siente
dentro la carne mortal
¡ay! para saltar impaciente
las bardas de su corral.
(Antonio Machado)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s