RUFINO DE MINGO (1953) / UN REFUGIO

ruf El gran RUFINO DE MINGO me comunica desde París que ante los infortunios de la actual situación que padecemos, él ha optado por buscarse un refugio en su quehacer artístico, sin abandonar su actividad muralista.
ruf1
Y ese cobijo se encuentra en retomar esos collages de flores pintadas o camufladas sobre fondos escritos, quizás porque el resultado forma una síntesis esbozada de signos con los que sosegar sus ansias y roturar otros ámbitos. Su espontaneidad pretende revelarnos la sencillez de una estética que se transforma con sólo sugerirla.
ruf3
En consecuencia, en esas obras el artista ha depositado su deseo íntimo de amparo, su fragilidad visible pero no incapacitada para hacer de estas flores encantamientos de palabras verdaderas.
ruf6
Entre el vivir y el soñar
hay una tercera cosa.
Adivínala.
(Antonio Machado)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s