SANTIAGO TALAVERA (1979) / ¿NO HAY NADIE?

santiagot1Se ve inicialmente como un mecano en que las piezas con esos colores tan perfectamente desmaterializados, perfumados y afectados, nos invita a una realidad que tiene interferencias íntimas con nuestra experiencia.
santiagot2
Después, cuando nos libramos de esa primera y pasajera impresión, advertimos que estamos en un entorno físico que descubre ilegitimidades, trampas, espacios y horizontes de falsos hábitats, de construcciones aparentemente ejemplares para destruirse en ellas (no en vano los derrumbes empiezan a ser visibles).
Santiagot3
La naturaleza imitativa de la verbena publicitaria de esta imágenes las hace más engañosamente encantadoras, si bien nuestra percepción cambia cuando observamos que hay en la superficie una carne rosada, putrefacta y negra.
sany
el día
en que se acaba la canción miras
a la mujer amada como a un viejo, y
con la cabeza entre las piernas,
frente al mundo abortado, lloras.
(Leopoldo María Panero).

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s