Mes: enero 2014

OKUDA SAN MIGUEL (1980) / TENEMOS QUE VENCER

ok Nadie me ha advertido de que bajo estos prismas planos, hechos de aristas o esferas, de colores sagaces, laten venenos pensados y temblorosos. Nadie me lo ha transmitido a pesar de haberlo percibido.
ok1
Incluso la geometría esta ahí, en lo representado, para dar consistencia y visión a lo que se apresta a salir precariamente aunque sin dudarlo, no sea que las aguas tiendan a agitarse y revolver más de lo que estamos dispuestos a presenciar.
ok2
Por eso el santanderino OKUDA deja que la luz se dispare y abra claros que son portento de vida, muerte e infinito sueño del que no despertar y sí vencer.
ok3
Y yo sólo deseo salvar mi claridad,
sonreír a la luz de cada nuevo día,
mostrar mi firme horror a todo lo que muere.
(Antonio Colinas)

FEDERICO GUZMÁN (1964) / ¿HAN VISTO AL ÁRBOL?

fed En estas instalaciones se cuece otra forma de ver y contemplar, precisamente aquello que no hacemos nunca en nuestra rutina doméstica. Creíamos que lo habíamos perdido en ese lodazal de mentiras mecánicas pero todavía no es demasiado tarde, como lo demuestra el hecho de que a través del sevillano GUZMÁN lo estamos recuperando. Nos propone el gozo de una naturaleza incardinada en nosotros y con un disfrute que sería para siempre.
fed1 Sus creaciones nos extienden los brazos y el color que le da la dicha, nos acaban absorbiendo y nos dejan la savia de su continuidad. No por ello perdemos nuestra condición, al contrario la hacemos más única y despojada de vencimientos y derrotas.
fed2
Por eso, estas proposiciones no sólo tienen la estética a su favor, tienen además la entraña, la insumisión y el efecto de un poema que tiende un renglón de frescura y bendición.
fguzman_cuadro_tomaco_hombre-mujer_300px
Ni tú, amor, ni yo, como dos piedras
o estatuas fulminadas en el salón vacío,
polvoriento, sabemos por qué cruje de miedo
toda la casa vieja, por qué han muerto los pájaros,
por qué han muerto los besos y no hay fiebre en la noche.
(Antonio Colinas)

EDUARDO LABORDA (1952) / ES COMO VERLO DE NUEVO

LABOR6B ¿Vestir el paisaje para visualizarlo como el producto de un pensamiento cerrado, oscuro, en el que late una vida interna tan cegada como el destino de cada día? Y ello, a pesar de nuestras esfinges y hadas protectoras, quietas, sublimes, vigilantes de que esas energías que estructuran la realidad no sean desviadas de su rumbo.
LABOR B2
El zaragozano LABORDA ha sabido fabular con una fuerza plástica adecuada un relato de ahora desde la dimensión de la leyenda, como es éste de una humanidad encerrada que se transparenta hacia afuera pero sin salir de su confinamiento despiadado de humos y máquinas.
LABOR3R
Es una obra que tiene los pies bien plantados, en la que por encima y en el contexto del ideario expresado pesa el rigor, la sobriedad, la seguridad y la experiencia. Y en el entorno de ese poema del fin de la luz, hay un rescoldo de belleza que se ha deslizado a pesar de estar siempre cambiando de escondite.
eduardo-laborda-4
Hay cosas que saltan a la vista,
cabronada urdida-s-utilmente,
multiformes injusticias con modelos
de todos los tamaños y con precios
asequibles a todos los bolsillos,
….cosas que saltan a la vista
como el aceite hirviendo.
Y gafas protectoras, al alcance de todo
bicho viviente, en
nuestra sección menaje del hogar.
(Aníbal Núñez)

VÍCTOR HUERTA BATISTA (1972) / ¿TODO ES UNA TRANSMUTACIÓN?

vhDecía María Zambrano que el realismo de las cosas es triste tal y como son y triste también sería el arte que no lograse deshacer en algún modo la máscara de las cosas para que su alma aparezca. Por eso en el trópico la luz encubre y la noche revuela.
vh1
El cubano HUERTA solamente sale de la oscuridad cuando los acontecimientos pictóricos han planteado ya sus respuestas y se exponen como culminaciones imaginativas de todo aquello que no hay en esa luz del día ramplona y melancólica. Sus engendros son los fantasmas inacabados de un único planeta que flota a la deriva.
vh-14 Con todo esa parafernalia quimérica el artista no se siente intimidado sino un ser vivo que se autodefiende, que imprime vida y realidad a lo que aliena y destruye, a lo que cierra puertas para terminar con los desvaríos, sabiendo que es imposible.
vh-18
Paz inútil que tuvo más de once mil doscientos
días de quietud y silencio
con barricadas en el alma y escupideras en el cuerpo,
mientras que en la llanura y en las brasas del tiempo
el hilo aquel de humo iniciaba, lentamente,
el testimonio de los verdadero.
(Jesús Hilario Tundidor)

ALBERTO LESCAY (1950) / SON MIS HOMENAJES

alb La escultura vuela sin perder sus raíces, gruesas y contundentes. Y es Lam el que sale de ese tronco, el que se ve a sí mismo metamorfoseado en el último suspiro. Con ello el cubano LESCAY le ha dado consistencia, solidez, pero también la esencia de un secreto auténtico que nace de la soledad, de lo milenario y del perfume de una luz que en esa isla nunca está apagada.
alb2
Mientras, el soldado resucita a todo lo largo, como queriendo alcanzar el cénit, desde la tumba de su casco para exigir el fin de la destrucción no bendecida ni rezada, aunque sea para servir de desenmascaramiento de una falacia que seguirá sumando y no restando.
alb3
De acuerdo con lo que se percibe, este artista tiene una hechura creativa, incluso como pintor, que tiene en el ser isleño y caribeño un duende propio, y en su historia un caudal de vivencias y quehaceres que prolongan una vida de realidades y aconteceres plásticos.

Fue una muerte sencilla.
Acaso pidió el sol
de primavera. Iba
siempre de mayo. A nadie
se le olvida
el mar bajo sus ojos
y la esperanza aquella sin medida.
(Jesús Hilario Tundidor)

AMPARO SARD (1973) / NO ME ENCUENTRO SOLA

amp Los efectos plásticos de estas instalaciones demandan un gran potencial visual, físico, táctil y lúdico. Nos seduce su juego, su trasplante a nuestros míseros cuerpos con vistas a que nunca se termine.
amp1
Entrar dentro de esas cúpulas o capillitas agujereadas por las que la luz penetra para salir alumbrada y nos inunda, es otra experiencia que además tiene su reflejo y se ahonda en él.
amp2
No se le puede negar a la mallorquina SARD su imaginación y capacidad centradas en cómo dar al espacio la sinuosidad y vivencia que reclama, también, cierto es, el descanso y la magia que le suplica.
AMPARO_SARD__capsula_del_impasse_,_2009
Todo se suma y se destruye:
la paz, el hombre, los senderos,
la tarde muere en los caminos
y la mañana entre los dedos.
(Jesús HilarioTundidor)

TILMAN KRUMREY (1966) / LOS CUERPOS SON INCAPACES DE MENTIR

til Los cuerpos rotos y concatenados -¿o encadenados?-, desnudos, del alemán KAUMREY, a pesar de su áspero destino, parecen más invulnerables porque han dejado de mentir y simular.
til1
No buscan armonías fulgurantes ni alardes de perfección, buscan razones para ser, expresan motivaciones y emociones, se inventan o se autodestruyen y para los que les miran les reservan una concepción plástica que aúne la sensación de vida y muerte con la del pensamiento que aguarda a la vuelta de una esquina pendiente de cómo meditar entre lo posible y lo imposible.
Tilmann Krumrey Kleinplastik Monomythos Serie - Ikarus 2011
Podemos llegar a todas las conclusiones posibles pero guardémonos de vaciarnos en una sola. Solamente hemos de fijarnos en que esos cuerpos manifiestan la complexión desterrada del cuadro de honor de la pureza, porque así llegan antes a la fuente desoladora designada, aunque sin ignominia, sin rendición y con la verdad desnuda a cuestas.
tilmann_krumrey
Sobre la voz que va excavando un cauce
qué sacrilegio este del cuerpo, este
de no poder ser hostia para darse.
(Claudio Rodríguez)