ALBERTO LESCAY (1950) / SON MIS HOMENAJES

alb La escultura vuela sin perder sus raíces, gruesas y contundentes. Y es Lam el que sale de ese tronco, el que se ve a sí mismo metamorfoseado en el último suspiro. Con ello el cubano LESCAY le ha dado consistencia, solidez, pero también la esencia de un secreto auténtico que nace de la soledad, de lo milenario y del perfume de una luz que en esa isla nunca está apagada.
alb2
Mientras, el soldado resucita a todo lo largo, como queriendo alcanzar el cénit, desde la tumba de su casco para exigir el fin de la destrucción no bendecida ni rezada, aunque sea para servir de desenmascaramiento de una falacia que seguirá sumando y no restando.
alb3
De acuerdo con lo que se percibe, este artista tiene una hechura creativa, incluso como pintor, que tiene en el ser isleño y caribeño un duende propio, y en su historia un caudal de vivencias y quehaceres que prolongan una vida de realidades y aconteceres plásticos.

Fue una muerte sencilla.
Acaso pidió el sol
de primavera. Iba
siempre de mayo. A nadie
se le olvida
el mar bajo sus ojos
y la esperanza aquella sin medida.
(Jesús Hilario Tundidor)

Anuncios

2 comentarios sobre “ALBERTO LESCAY (1950) / SON MIS HOMENAJES

  1. Tɦanks , I’ve jսst bеen lоoking for info ɑpproximately thiѕ subject
    for a wɦile аnd yors іs the greatest Ӏ’ve caje upoո ѕο faг.
    Bսt, wɦat in гegards tօ thhe conclusion? Are you cеrtain
    abߋut the source?

    Me gusta

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s