YOLANDA TABANERA (1965) / LO TERMINO TODO SOLA

yol1 Esta madrileña, TABANERA, no serviría para ilustrar la teoría de que el arte más sincero es destrucción, amontonamiento de suciedad y desperdicios. El trabajo sinceramente creativo no se deleita en la construcción, sino que arremete con violencia contra su material.
yol2
Ella, al contrario, construye con una minuciosidad absoluta. Estudia las cualidades de sus materiales, de cada uno de sus componentes y elementos físicos y corpóreos, de las cualidades que han de requerir por sus referencias antropológicas, vitales, biográficas y existenciales.
yol3
Después llega su estructuración en unas instalaciones o esculturas que buscan la apoteosis y exaltación de los más sagrado y profano, de lo que se diseca y se mutila, del bien y del mal, de la verdad y la mentira, pero sobre todo de las emanaciones visuales que tienen un núcleo interrogativo, jubiloso o degradado de lo que nos rodea.
yol4yol8
Erige sus obras como un compendio de un mundo que forma parte de su ámbito cotidiano, de sus elecciones plásticas, de sus visiones colgadas de un frenesí. Es su mundo y nosotros, espectadores, se lo agradecemos.

Hay que amar con horror para salvarse,
amanecer cuando los mansos dientes
muerden, para salvarse, o por lo menos
para creerse a salvo, que es bastante.
(Mario Benedetti)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s