DIANA AL HADID (1981) / ¿QUIÉN HA SEÑALADO LOS FINES?

diana_hadid_stops_2 Como primer punto, estaríamos de acuerdo con Antoni Tàpies cuando dice que en arte, cuando falta el talento, va muy bien esconder las debilidades tras una ideología filosófica o política.
diana1
Como segundo punto, afirmamos que a la siria AL HADID no le afecta el primero, porque sus esculturas arquitectónicas son piezas de una singularidad única, probatorias de una visión artística y cultural que nos amplía nuevos horizontes y la medida de una estética que no los tiene.
Diana-Al-Hadid-6
Esas obras, construidas con elementos de desecho o recogidos de aquí y de allá, llegan a fulminarnos con una concepción imprevista, inédita, inversa, como entes que fraguan y muestran despropósitos de una arquitectura universal, que ya no tienen razón para seguir sirviéndonos.
diana-al-hadid-artwork-008
No sabemos si hay un orden concreto o su mejor cualidad es el que, de haberlo, lo hace antagónico, tanto desde dentro como desde fuera, calibrando a lo humano como un aderezo más de estos peculiares templos, edificios, altares, etc., que toman su revancha en la conspiración de su propia catarsis.
a href=”https://goyovigil50.wordpress.com/?attachment_id=7238″ rel=”attachment wp-att-7238″>dianAlHadid_Gradivas_Fourth_Wall3
La voz murmura sin descanso y en la memoria los
recuerdos le contestan.
El tiempo muerto resucita y está llamando con amor
a nuestras puertas.
Pero después nos abandona, recuperando su destino de
hoja seca.
(Francisco Luis Bernárdez)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s