EDWIN ROJAS (1957) / LOS ENTIENDO COMO A MÍ MISMO

edDecía Lewis Mumford que el arte depende de un rasgo exclusivo del hombre: la capacidad de simbolizar, entendiendo que dentro de ella está justamente la ficción que se encuentra en la obra y que es la que nos fascina.
edw
En la pintura del chileno ROJAS todo es una recreación imaginaria, tanto la figuración de una fantasía estilizada como la brillante partitura cromática, que sin esas huellas, que son el movimiento mismo de la vida, quedarían carentes de significado y misterio.
edwi
Incluso esa pátina infantil, ese vocabulario, que desprende su plástica nos introduce, como espectadores, en una acentuación de la visión de una realidad que calca su escenografía de una poesía que siempre está presente, lo mismo en lo sensorial que en el mundo de lo iluso.
edwin
El viento del otoño sopla.
Adolescente aún, oigo su música oscura.
Habla su voz como la boca de un muerto,
y yo atónito escucho.
Tal vez van en el viento los muertos invisibles,
los muertos centelleantes.
¡Oh, qué triste es el viento del otoño dorado!
(Carlos Bousoño)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s