Mes: agosto 2015

PATRICIA TRAUB (1947) / POR ELLOS NO PASA EL TIEMPO

pat

  • En estos fondos negros aparecen unas imágenes inconcebibles en su carácter utópico, en su narración fuera de límites y espacios. Una naturaleza que comporta un sentido panteísta y un regreso ancestral si no fuese porque la obra está ahí ahora, manteniéndose en una memoria presente. 

pat1

  • Evidentemente la norteamericana TRAUB concilia una vertiente casi científica con otra que parte de presupuestos plásticos que cristalizan en la exaltación de una experiencia tanto vital como pictórica a la par que concienzadora.Y muy minuciosa y escenográfica.

pat2

  • No importa que sus valores creativos tengan esa pátina tradicional universal, lo que verdaderamente importa es que suscriben un imaginario que en una sociedad tan forzada y alienante suscitan una pasión y un placer coloquiales.  

pat3

Luz de todos los nombres,

fuego encendido por las sombras.

(José Ramón Ripoll)

SONJA TINES (1965) / YO QUIERO VIVIR AHÍ TAMBIÉN

son

  • Unas configuraciones nacidas del pop, del cómic, de las historietas, cuando está bien hilvanadas y significadas pasan a la categoría de arte, o eso es lo que prescribe el manual de protocolo y etiqueta estético.   

sonj

  • Lo que sí es del todo indiscutible es que la alemana TINES disfruta con estas estampas entre la locura, lo frenético, la ocurrencia y el desmadre. Obvio es que su dominio plástico y exaltación cromática hace más fácil su visión, ampliándonos límites de una constelación que siempre tiene su lenguaje ad hoc.   

sonja

  • Pero esta multiplicidad de escenarios e imaginarios nos ofrece el fruto de unos significados muy vinculados a su propia biografía y fantasía, sin negar también que hay un sarcasmo sobre los distintos roles que se manifiestan en el mundo y en su universo pictórico. Una obra pletórica de fuego e intensidad.   

sonja-tines-1

Todo el pensar del mundo

se dibuja en el vaho

que en el espejo oculta tu figura.

(José Ramón Ripoll)

JOSEBA ESKUBI (1967) / LA TRADICIÓN TRAICIONADA

joseb1

  • Empecemos por la regla más conocida, aquella que declara que la base de la pintura debe ser una configuración de elementos abstractos que puedan transmitir una variedad de emociones. Y también la concepción organicista, desarrollada por Herder y Schelling y utilizada por Diderot, que consideraba a la obra como una totalidad singular orgánica que tiene vida propia.  

Joseba-Eskubi_07

  • Las piezas del vasco ESKUBI son inconscientes de esa reflexión porque están más ocupadas en concluirse y armonizarse, en hacerse como un destino que no tiene otra condición que vulnerar, sin perder sus reminiscencias, la tradición frente al presente contemporáneo, en ubicarse en una plástica que goce de todas las posibilidades y oportunidades. 

Joseba-Eskubi_12

  • Su configuración es profunda y subyugada en sí misma, además de que aparece como dentro de un proceso dinámico  que nunca acabará de completarse, siempre en constante ebullición, en un continuo significarse en la intromisión fulgurante de las estéticas del pasado actualizándolas y potenciándolas.  

Joseba-Eskubi_13

Siento todo el espejo en el vacío

reflejando la ira y el dolor

de quien ha descifrado su sentencia:

Mirar ya para siempre hacia la nada.

(José Ramón Ripoll)

YOSHITOMO NARA (1959) / VERDAD QUE SON ENCANTADORES

yos

  • ¿Estamos ante esa iconoclastia conceptual de la que habla Alberto Ruiz de Samaniego como una forma de mantener la experiencia estética sin que medie la elaboración artística, o, por decirlo de otra manera, el valor plástico de los objetos?

yos1

  • ¿Son simplemente instalaciones en que el público, entusiasmado o atónito, penetra en el espacio de la obra, actúa e interviene, aunque sea mínimamente en su creación?  Está claro que el japonés NARA confía en que ante sus obras haya una audiencia activa que es la que constituye y proporciona al fin y a la postre el éxito o fracaso de estos eventos.    

yosnaraesc2

  • Bien es verdad que su trabajo nos impacta por razones distintas a esas transgresiones habituales consistentes  en animales disecados, excrementos, sangre, incluso la grabación de colonoscopias. Pero su encantamiento está fundado en nuestra capacidad como espectadores de apreciar ciertos vestigios, muy agradables  y “monos” si cabe, pero que ni nos van ni nos vienen.  

yosNara-escultura

En este mar no hay música ni agua,

no hay fondo ni horizonte,

no hay símbolos siquiera de naufragios.

En este mar sólo hay memoria.

(José Ramón Ripoll) 

PATRICIA MARTÍNEZ ANGLADA / BAJO LOS SUEÑOS VIVE UNA ISLA

pat

  • Las imágenes que hace que se eleven desde su horizonte isleño abarcan sueños que en su infancia han quedado palpitantes, flotando en un espacio omnívoro, capaz de proporcionarnos fantasías múltiples, quimeras tan imposibles como ciertas. 

pat1

  • A través de la fuerza imaginativa y expresiva a la par que ingenua, la cubana ANGLADA nos ofrece con cierta picardía y mensaje subliminal la ficción de un trasmundo alegórico, lírico y onírico. El perfil de sus obras tiene la virtud de encajar todas las piezas, de ensamblar un cromatismo de niñez con una imaginería muy bien ideada, hasta con sus toques surrealistas de lo que ha podido ser y todavía espera serlo un día.       

pat2

  • Incluso no soslaya una posible mitología que procede de su propio caudal hereditario, el que en definitiva le conmina a convertirse, junto con los demás elementos apuntados, en una hábil creadora con gran capacidad para lanzarnos infinidad de señas visuales, guiños y ensueños.    

pat3

  • En sus proyecciones no tiene ningún freno, sabe que al final constituyen un hálito puro, sin contaminación, de lo que le preocupa esencialmente: ligar vida y el trasfondo de ella con la mayor claridad, con la coloración propia de lo que siempre anhela y ansía. 

HUMBERTO VIÑAS / EL DESTINO QUE SE AMPARA EN LA PINTURA

RICHARD A 11550 X 8050 CM 2015 CORREO (2)

El cubano HUMBERTO vive triste con el pincel alegre, pinta para existir y resistir, con el aliento mercenario pero bienhechor, con la duda que deja depositada en cada una de sus obras, duda que no se ve y sin embargo se respira. Y puede que albergue incertidumbres, si bien, como dijo Viollet-le-Duc, el arte tiene su valor con independencia del medio en el que surge.

RICHARD B 120 X 114 CM 2015 CORREO (2)

Aparentemente la plástica de este artista es un deseo colorista que se manifiesta en la tela, una aura decorativa que refleja una pasión que le obsesiona desde el amanecer sin dejarle dormir. Mas sus cuerpos femeninos translúcidos, amables, de posturas entre lo erótico y lo hierático, ocultan la desdicha y el sinsabor que se expresa en los ojos, en la mirada, en los símbolos y signos inalcanzables.    

RICHARD F 92 X 71 CM 2015 CORREO (2)

Son en realidad sus autorretratos, obligados en su forma y fondo, que le permiten continuar siendo lo que es, perdurar de algún modo, y si es creando sus propias señas estilísticas, identificables, musicales, sinfónicas, mejor que mejor. No engañan a nadie, aunque los suspiros sean tan hondos que se esparcen más allá del pobre lienzo, que se angustian porque no alcanzan ese infinito extático que lucha por lograr ante tanto infortunio.    

RICHARD I 140 X 85 CM 2015 CORREO (2)

El tiempo es otro tiempo en su horizonte

y ni el aliento se repite.

(José Ramón Ripoll)