Mes: abril 2016

WANGECHI MUTU (1972) / LA PIEL Y LA CARNE

wa

  • ¿Qué nos propone la obra de arte? Muchos retos, muchos, entre ellos la ejecución de un acto de evocación y organización mediante la imaginación del que la experimenta.

wam24_dragonkiss_2007

  • ¿Qué nos propone la keniana MUTU? Una experiencia insólita en la que la mujer es víctima y fantasía, cruda realidad y un significado que aglutina emociones y verdades sobre la etnia, la creatividad, la opresión y la fantasía.

waMutu-W_Non-je-ne-regrette-rien-2007

  • En sus pinturas y collages hay elementos de ensueño y una construcción  tensa, abigarrada, sinuosa, de poderosa y visiva configuración cromática. Una ficción que conmueve y testimonia, ilumina y se hace carne del tiempo. 

WangechiMutuCROP

Soñaba que había entrado en el cuerpo de un cerdo, que no me era fácil salir de él y que revolcaba mi pelambre en los charcos más cenagosos.

(Los Cantos de Maldoror)

Anuncios

NAN HAIYAN (1962) / YA CASI SON ROCAS

Nan Haiyan (4)

  • Se ha dicho que todo arte comunica porque expresa, dado que la comunicación es un proceso creador de participación que hace común lo que era aislado y singular, y la transmisión de significado da cuerpo y definición a la experiencia.

Nan Haiyan (6)

  • No es que el chino HAIYAN experimente plásticamente en el sentido más puro, no, al contrario él investiga y trata de que la superficie sea el medio de conocimiento de una idiosincrasia y alma de un pueblo, al mismo tiempo que una realidad penetrable pero arriesgada.

Nan Haiyan_Tr Art-4

  • No hay espacios sino carne y espíritu, modos de vida y sufrimiento, una esperanza ya perdida. Su pintura tiene rasgos hondos, fuertes y decididos en las figuras, siempre en búsqueda de lo que trasciende. Y lo consigue y emociona, lo impulsa y lo proyecta. Un realismo de sabia singladura.

nan

Estoy sucio. Los piojos me roen. Los lechones, cuando me miran, vomitan. Las costras y las escaras de la lepra han descamado mi piel, cubierta de pus amarillento.

(Los Cantos de Maldoror) 

MATTHEW J.LEVIN / NO NECESITAN MAQUILLAJE

mat

  • ¿Quién cree ya en los cánones apolíneos? ¿En la estética de la beldad? Solamente los listos del marketing y la teletienda, los de la perfección vacía y el culo muy prieto. Después de una explosión nuclear o una guerra feroz por el pito del sereno, resurge una nueva metamorfosis.

mat1

  • La transmutación, iniciados los primeros pasos, da lugar a una estética plasmada a través del maleficio del odio, la belleza ha cambiado de signo y no busca la seducción sino la inmunidad. 

matt

  • Cierto es que el norteamericano LEVIN explota al medio hasta el límite de sus posibilidades, teniendo presente que el material  lo ha transformado en un órgano de expresión monstruoso que se proyecta en otra encarnadura y bajo otra dimensión. 

matthew-j-levin-1

Huecos eran los ojos; del vientre desfondado

los gruesos intestinos en los muslos caían,

y sus verdugos, hartos de espantosas delicias,

lo habían con el pico netamente castrado.

(Baudelaire)

 

 

ELLIOT HUNDLEY (1975) / NO QUIERO QUE SE VAYAN

ell

  • Es posible que Kirk Varnedoe tenga razón cuando afirma que es posible demostrar que las revoluciones que produjeron originariamente el arte moderno a finales del siglo XIX y principios del XX, no han llegado a su término ni han sido superadas, y que todavía es posible entender el arte contemporáneo como la extensión y revisión en curso de tales innovaciones y debates fundacionales. 

ellio

  • Y creo, por tanto, que el norteamericano HUNDLEY es un caso claro en ese sentido, el que además en su obra de arte configura el espacio -que se le queda pequeño- como una oportunidad para el movimiento y la acción. Claro que la falta de espacio es expresión de la negación de la vida. 

elliot

  • Su mundo visual está profusamente poblado, tanto que podría constituir un ecosistema de amplios y múltiples significados, en el que es imposible distinguir lo periférico de lo nuclear, porque la existencia de un fuerte ritmo hace posible que la forma se abra hasta límites insospechados.  

elliott-hundley-04

De este modo, lo que la inclinación de nuestro espíritu a la farsa toma por un miserable juego de ingenio, no es, la mayoría de las veces, en el pensamiento del autor, más que una verdad importante proclamada con majestad.

(Los Cantos de Maldoror) 

JOHN BOCK (1965) / PARA DESPUÉS DE MI MUERTE

jo

  • Coleridge se anticipó al señalar que debe de haber alrededor de la obra de arte algo no comprendido para obtener su pleno efecto. Efectivamente, sin un marco indeterminado el material de toda experiencia es incoherente.

joh

  • Pero eso al alemán BOCK no le preocupa, pues el sentido de sus instalaciones es constituir una obra en que quepa casi todo y que, por supuesto, dé idea de su contemporaneidad como tema principal de su discurso en el contexto de una supuesta variedad tan compleja.  

john

  • Por tanto, la producción de este artista está en el filo de la navaja, bajo ese enfoque de Donald Kuspit de que es responsabilidad de la crítica desarrollar, en este entorno, una pluralidad de interpretaciones. 

john-bock-8516

Así, vuestros hijos serán hermosos y se inclinarán, con agradecimiento, ante sus padres; si no, enflaquecidos y desmedrados como el pergamino de las bibliotecas, avanzarán a grandes pasos, llevados por la revuelta, contra el día de su nacimiento y el clítoris de su madre impura.

(Los Cantos de Maldoror)  

ARIEL RAMOS / NADA DE CIRCUNCIDARSE

ar

  • Es ya una verdad que no necesita ni confirmación el hecho de que los artistas usen y usarán siempre toda clase de técnicas, pues eso forma parte de uno de sus rasgos esenciales como es el ser un experimentador nato.   

ari

  • En el caso del cubano ARIEL RAMOS los collages tiene una dimensión polisémica y de signos vinculados a recortes iconográficos sobre fondos caligráficos y abstractos. Miniaturizan un amplio espectro de realidades públicas, sociales, culturales y políticas.  

arie

  • La originalidad de su conjunción reside en un sentido jocoso, lúdico, imaginativo, iconoclasta, espontáneo e integral. Resuelve brillantemente los problemas de lo hasta ahora esquematizado y demasiado rodado.

Es tiempo ya de echar el freno a mi imaginación  y detenerme, por un instante, en el camino, como cuando se contempla la vagina de una mujer; es bueno examinar el trecho recorrido y lanzarse, luego, con los miembros reposados, en un salto impetuoso.

(Los Cantos de Maldoror)

ALFREDO MONTAÑA (1945) / LOS HOMBRES ASPIRAN A MIRADAS TORVAS

alf

  • Con un formato entre el pop y un realismo de calibre grueso, el asturiano MONTAÑA propone en su imaginario plástico un juego lúdico de identificación de géneros.

alfr

  • Las líneas y los contornos bien acentuados, los cuerpos grandes, especialmente el de la mujer, que entraña un signo erótico de dominio, junto a una salvaje determinación que a la hora de ver, manipula y se hace más visceral e icónica.  

alfre

  • Una imaginería que despierta una reacción a voces y un secreto  susurrado,  una plástica de colores vivos sin acentos, unas escenas sacadas de una realidad que está a la vuelta de la esquina y que parodia una masculinidad estereotipada y casposa. 

AlfredoMontanaTratoajustado

Mis años no son numerosos y, sin embargo, siento ya que la bondad es, sólo, un ensamblaje de sílabas sonoras; no la he encontrado en parte alguna.

(Los Cantos de Maldoror)