ANTONIO RODRÍGUEZ LUNA (1910-1985) / UNA HUMANIDAD INCIERTA

Vivencias Plásticas

Otro salto atrás y nos encontramos con la obra del español RODRÍGUEZ LUNA, que me remite hasta aquella frase de Apollinaire:
“Los artistas son ante todo seres humanos que quieren volverse inhumanos”.
Pues en ella hay un renacimiento de toda esa emoción plástica que nos desborda, cuando el espacio se ve abocado a la tragedia y la soledad, al destierro y la agonía.
Contiene una significación estilística y otra temática que se acoplan sin interferencias, que establecen la simbiosis necesaria para lograr la visualización de un imaginario que es un vehículo próximo a nosotros, habitantes concretos de una tierra y unos campos concretos y universales.
Verificamos, entonces, que esa reverberación de la España de Goya, de Solana y de tantos otros, ha seguido manando un caudal pictórico que no puede cesar, ya que los límites, los aconteceres se van a poder traspasar siempre, pues a unos les siguen otros y…

Ver la entrada original 46 palabras más

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s