XURXO ORO CLARO (1955) / CUANDO MUERA, ELLOS SERÁN LEYENDA

xur

  • Quizás sean cámaras de tortura, salas de castigo, museos de momias de ultratumba, mausoleos de nueva implantación, templos para visitar y orar, y mucho más o mucho menos. En lo que se refiere al gallego ORO no hay aparentemente una regulación intelectual que facilita el conocimiento, es lo contrario para no verse coartado por la espontaneidad y los límites de sugerir.

xur1

  • Es más, decía ya Sakurabayashi que la observación demasiado atenta de un objeto, que debería darnos de él un conocimiento visual mejor, nos lleva, por el contrario, a confundir su definición formal.

xur4

  • Sin embargo, creo que ante las esculturas/instalaciones de este escultor, si una contemplación se prolonga temporalmente se interioriza de tal forma que favorece lo que en ciertos momentos parecerá una mirada inaugural.  

xur9

  • Y es que no descubro nada si repito que la obra de arte está cambiando constantemente bajo la mirada del que la observa, cuyo mecanismo de percepción está prederteminado por su contexto socio-histórico.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s