ANDRÉS NAGEL (1947) / CUIDADO CON LA COLA

Vivencias Plásticas

and2 La escultura es ya un prontuario en el que se desboca una imaginación que solamente reflexiona sobre un imposible que todavía no se ha descubierto.
and8
Es lo que hace el vasco NAGEL, alimentar nuestro imaginario sobre esos imposibles cuyo lenguaje es sobrecogernos tanto como asombrarnos y ahorrarnos pasos innecesarios hasta llegar a estas animaciones vibrantes.
andp
Tanto desde los ámbitos monumentales como los reducidos a nuestro tamaño, las apariciones carecen de brevedad visual y espacial, alargan sus significados, tan claros como oscuros, y son como una cola de dragón que todavía estuviese moviéndose, porque no ha de callar hasta que la infamia deje de ordenar.
Andres-Nagel-en-Amorebieta-Etxano--2008041516592519hg2[1]
Un dolor sin orilla
para dormir el agua.
(Eugenio Florit).

Ver la entrada original

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s